Jaraicejo

Jaraicejo es un municipio de Cáceres , limítrofe al parque nacional de Monfragüe del que procede mi familia y donde solía pasar de crío las vacaciones veraniegas en casa de mi abuelos.

El nombre de Jaraicejo es un diminutivo de Jaraíz, del árabe xaharig:lagar pequeño’.

La tradición cuenta que Jaraicejo fue fundado por la reina Doña Urraca (11091126), hija de Alfonso VI.

Jaraicejo

El principal monumento, observable desde casi cualquier punto del municipio es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Junciana, edificada principalmente por el Obispo Gutierre de Vargas Carvajal en el siglo XVI, estando presente su escudo de armas en todas las construcciones.

Obispo Gutierre de Vargas y Carvajal
Calle Trujillo
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

El Templo cuenta con tres entradas, de estilo neoclásico,  estando tapidada la puerta del mediodía en honor de la Reina Doña Ana de Austria ya que su cadáver pasó una noche en la iglesia durante su traslado de Badajoz a Madrid en 1580.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Iglesias de Nuestra Señora de la Asunción

Adosado a la Iglesia se encuentra el antiguo Convento de la Magdalena, que fue además de convento, Casa-Cuartel de la Guardia Civil, siendo ahora una residencia de ancianos.

Convento de la Magdalena

La villa fue residencia veraniega de los Obispos de Plasencia, que ostentan el título desde el Siglo XVI, hasta nuestros días de “Señores de la Villa de Jaraicejo

Palacio del Obispo de Plasencia

Desde el palacio, existe un arco transitable que comunicaba con el coro de la iglesia, pudiendo acceder a ella sin tener que pisar la calle.

Arco de la plaza
Arco de la plaza

La villa contaba en el siglo XIII con muralla y castillo, estando la mayor parte de los restos embutidos dentro de casas privadas, aun así  todavía se puede observar un torreón, un lienzo y parte de otro torreón adosado a una vivienda.

Torreón y lienzo
Torreón
Torreón

El equipo utilizado fue:

  • Cámara: Nikon F2A.
  • Objetivos: Nikkor 24 f2 AI-S, Nikkor 50 f1.2 AI-S y Nikkor 85 f1.8 AF-D.
  • Filtros: Nikon polarizador circular y Kenko amarillo suave.
  • Película: Fujifilm Neopan Acros 100.
  • Revelador: Kodak Xtol 1+1.

Agradecimientos especiales a Maripaz y Pablo por la atenciones que siempre me brindan.

Fuentes:

  • Ayuntamiento de Jaraicejo.
  • Jaraicejo. Historia, monumentos e instituciones. Hoyas González, Julián. Cicón Ediciones, Badajoz, 1998.

18 respuestas a «Jaraicejo»

  1. Un maquina es lo que eres, muy buena descripción y muy buenas fotos, ! Enhorabuena!. Lastima que no le tengas una poquita de pasión al colorete, con los “tierras” “amarillos” y “ ocres” que debe de hacer por esas tan propicias a esos “cálidos”, no se puede pedir todo, je je jeee. Un abrazo artista.

  2. ¡Hola!
    Eduardo, el docuhomenaje me parece soberbio. Tienes mucho gusto con las composiciones , mucho. Puertas, portadas, arcos y callejas … ummmm. Me chifla lo bien que has empleado las diferentes focales, y eso que ahora soy adicto a los angulares !!! Qué decir del adox-xtol. Un blanco y negro soberbio. Aunque estuvieran en color, yo las vería en toda su gloria monocromática 😉
    La página es muy elegante. Me parece muy cómoda para leer y un verdadero acierto poder ampliar las fotos … aunque para mi gusto preferiría que la ampliación, en el primer “click” no fuera tan grande.
    La página de inicio es espectacular. La fotografía y cómo se despliega al hacer scroll … tengo que cambiar el diseño de la mía porque esa navegación inicial me parece mucho más moderna.

    En fin, quisiera ponerte algún pero … pero no puedo. Bueno, sí, jeje, como sigas ampliado las docuguías fotográficas, caray, tal vez un control que permita acceder desde un mapa al histórico de entradas.

    ¡¡gracias!!

  3. Me encanta ver algo de Jaraicejo,ya que mi madre y mi abuelo materno eran y son nacidos ahí,mi madre se crió en la casa cuartel ,viniendose a Puerto de Santa Cruz muy pequeña,pero mis abuelos estuvieron hasta 1985 año que falleció mi abuelo Santiago Mohedas alguacil y pregonero de dicha localidad,aún nos quedan algunos conocidos que nos recuerden

  4. Pues si… tienes un don para mostrar la mejor cara de las cosas que fotografías, tu forma de mirar denota buen gusto y entusiasmo por lo que nos ofreces. Que gran dominio del equipo que utilizas, te has convertido en todo un experto en la materia.

    Y además muy elegantemente narrado, enhorabuena chaval.

  5. Hola a todos, me ha emocionado muchísimo, Nací en Jaraicejo y mi familia ha sido muy conocida, entre otras cosas, porque mi abuela materna fue muy querida por sus obras de caridad, regentó (creo) la única tienda y fabrica de gaseosas del pueblo, DIOS LA TENGA EN SU GLORIA, fue conocida como “TIA CANDIDA” recuerdos entrañables, prometo ahora que me he jubilado, ir mas a menudo. Muchas gracias por el reportaje

  6. Buena serie. Me gusta mucho la primera imagen que presentas. El resto también, por supuesto. Tienes un repor sencillo y que atrae.
    El blanco y negro, como siempre, brutal.

    No están mal para estar hechas con una Nikon 😛

  7. Jaraicejo ya tiene un repor estupendo; ¡¡el tuyo!!. Las fotografias evocan un pueblo con olor a nobleza y austeridad. Me sigue pareciendo difícil captar el duende trabajando en blanco y negro, y usted, lo encuentra siempre. Esos ojos ven la belleza de los lugares y la cámara sólo obedece. Gracias por enseñarnos tus viajes Eduardo, y por contarnos lo que ves aportando siempre la reseña histórica y algún apunte de la tradición cultural.
    Gracias amigo mio…

  8. Hola Eduardo.
    Enhorabuena por este “pedazo” reportaje de nuestro pueblo.
    Aunque no nos conocemos en persona, ya somos conocidos del facebook y nos seguimos mutuamente. Ya nos conoceremos.
    Las fotos son impresionantes, me han encantado. Has sabido captar la esencia de nuestro pueblo muy bien. De verdad, mi más sincera enhorabuena por el reportaje.
    Me alegra mucho que hayas nombrado en la bibliografía el libro de mi padre, Julián hoyas González.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *