Salinas de Imón

A 14 kilómetros de Sigüenza, en la carretera que une Sigüenza con Atienza, se encuentra el pequeño pueblo de Imón, enclavado en el valle del río Salado, donde se encuentran las que fueron una de las mayores salinas de España.

Imón
Imón desde las Salinas

Se cree que los romanos en el siglo I ya extraían sal de la zona, pero las salinas se construyen en el siglo X.

Alfonso VI concedió al obispado de Sigüenza su explotación en el siglo XII.

Carlos III amplió las infraestructuras en 1720 con la construcción de grandes almacenes, artesas y canales, que son los que podemos ver actualmente.

Salinas de Imón
Salinas de Imón

Las salinas actuales constan de un conjunto de almacenes, y una serie de piscinas, estanques, recocederos y norias que se apoyan en una serie de canales y regueras que sirven de desagües para el agua sobrante.

Salinas de Imón
Salinas de Imón
Salinas de Imón
Salinas de Imón
Salinas de Imón
Salinas de Imón
Salinas de Imón
Salinas de Imón
Tronco salado

La sal precipitada presenta un aspecto rosaceo debido a la cantaxantina que es el compuesto químico que confiere a los flamencos su característico color rosa.

Sal rosada

Los almacenes que quedan en pie son los más antiguos, el de San Antonio y el de San José, sus grandes dimensiones garantizaban una capacidad suficiente para las salinas.

Presentan una base estructural a base de pórticos soportados por pies de madera y una entreplanta a base de suelo y viguería de madera que permite el acceso de vehículos para depositar la sal dentro del almacén.

Los había visitado hace muchos años, a día de hoy se ha vallado todo y su estado es completamente ruinoso, con las cubiertas caídas.

Almacén de San Antonio
Almacén de San Antonio
Almacén de San Antonio
Almacén de San Antonio

Después de fotografiar las Salinas, tocó almuerzo con mi amigo David Utrilla, para luego dirigirnos al castillo de Riba de Santiuste, que se puede apreciar al fondo en las fotos, pero esa es otra entrada:

Almuerzo de fotógrafo
Un servidor y maese Utrilla

El equipo utilizado fue:

  • Cámara: Nikon Df.
  • Objetivos: Nikkor 14-24 f2.8 AF-S y Nikkor 28-70 f2.8 AF-S.
  • Filtros: Progrey degradado neutro suave GND 0.9, y polarizador Haida.

18 respuestas a «Salinas de Imón»

  1. ¡Hola!
    Excelente reportaje, Eduardo.
    Es una zona de mucho, mucho atractivo, como has mostrado. Llevo dos fines de semana postponiendo una excursión muy, muy parecida, jeje, empezando por el castillo de Riba 😉
    ¡Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.